Dinamarca quiere ser el primer país 100% orgánico del mundo

Dinamarca, comprometido con el cultivo ecológico, puso en marcha un plan económico para lograr ser el primer país 100% orgánico a nivel mundial.

Dinamarca ya es conocido por ser uno de los países más desarrollados en materia ecológica, y ahora busca ser el primer país 100% orgánico a nivel mundial.

Para cumplir con su objetivo el gobierno de Dinamarca promulgó un ambicioso plan económico que pretende cubrir toda su agricultura en un proceso enteramente orgánico y sustentable, sin la necesidad de una producción alimentaria que utilice agroquímicos.

Este plan acompaña más de tres décadas de una gestión estatal que busca generar conciencia y afianzar las responsabilidades medio ambientales. El gobierno decretó leyes para preservar los recursos de la naturaleza, el agua, regular el uso de pesticidas y otros productos, todas normativas que le permitirán ir avanzando en una transición ordenada de su actual modelo de producción agrícola a un futuro marcado por las consignas sostenibles, limpias y orgánicas.

A corto plazo, de cara al 2020 el plan es duplicar la cantidad de cultivos orgánicos actuales. Para eso el estado colaborará con subsidios y apoyo tangible a los productores orgánicos en lo que constará de una inversión inicial cerca a los 35 millones de euros.

El apoyo del estado buscará incentivar a otros productores a sumarse a la iniciativa y transformar sus tierras de agricultura convencionales en producciones orgánicas y biodinámicas, para que puedan desarrollar nuevas tecnologías que promuevan la sustentabilidad en sus campos.

Compromiso

Para aspirar a convertirse en un país 100% orgánico Dinamarca lleva años trabajando en la conciencia ambiental, la ecología y el compromiso de la población.
En los últimos años además de las leyes de protección y reservación de los recursos naturales han llevado a cabo iniciativas como un plan de estímulo al consumidor que premia a las personas que se inclinen por productos ecológicos y está en marcha un proyecto para que cada municipio pueda ocupar terrenos sin dueño dentro de su territorio para crear huertos ecológicos.

Los medios internacionales destacan el compromiso de toda la población danesa para poder llevar a cabo ese desafío. Algunos estudios señalan que el 97% de los ciudadanos daneses conoce el significado y la importancia de la naturaleza y las leyes destinadas a protegerla.